Misifú no parece muy contento con el nuevo miembro de la familia