A partir de ahora miraré estas máquinas de hielo de otra manera…