Algunos seréis muy jóvenes, pero…

Y en una de esas caídas (hostia posterior incluida) descubrí mi kriptonita: soy alérgico a la mercromina (que ya ni se usa, pero en los 80 no faltaba en ninguna casa).