Arte con pasta de dientes

El final es, cuanto menos, sorprendente.