Confirmado: a los gatos lo les molan las piscinas de bolas

Mención especial a ese salto que deja en pañales a cualquier traceur.