Podría ser el Halcón Milenario en sus últimos días…

Pero en realidad se trata del interior de avión soviético abandonado, concretamente el Túpolev Tu-104.