Hay un récord mundial para todo

Sinceramente, no sabía que el cuerpo humano era capaz de hacer algo así. Le llaman ‘la niña de goma’, tiene 11 años y por supuesto, nuevo récord mundial.