Inventazo para esos días que no tienes ganas de fregar