La versión masculina y 2.0 de ‘¿Eres capaz de levantarte teniendo las manos atadas a la espalda?’

La primera parte es idéntica a la que la vimos en su día con Jax Kranitz, pero mucha atención a cómo se pone de pie.