Las cosas son más sencillas de lo que parecen