Las desgracias nunca vienen solas

@welele