Llegó el momento más esperado de la noche: ¡Que salga el stríper!

Mucha atención a la segunda señora. Maravilloso.