Mientras tanto, en el gimnasio…

Esa manía de dejar caer las pesas al terminar el ejercicio, sumado a un poco de mala suerte, se convierte en uno de esos ‘fail’ que si no llega a grabarse nadie te hubiese creído.