Mientras tanto, en el gimnasio…

Otro clásico.