Mientras tanto, en el mercadillo…

Mis gayumbos favoritos: