Persiguiendo a Misifú

El juguetito mola, pero parece que al pobre gato no le hace tanta gracia…