¡Que traigan la tarta de boda!

La cara de los novios no tiene precio.