Tiene pinta de venir contenta

Mención especial a ese móvil que no se despega de la oreja.