Y ahora el derechazo final…