Y esta es la razón por la que nunca hay que jugar a la pelota con las manos en los bolsillos

Remember de noviembre de 2016.