Yep yep yep yep yep yep

Si recuerdas a estos dos marcianos, eres más viejo que una montaña. Vamos a verles descubriendo un teléfono.